Aeropuerto JFK

El aeropuerto JFK es uno de los tres grandes aeropuertos que forman el complejo sistema de transporte de Nueva York. Los otros dos son el aeropuerto LaGuardia y el aeropuerto Newark. Este aeropuerto está situado en Queens, a unos 20 kilómetros de Manhattan.

El aeropuerto JFK es el más grande de todos y tiene la mayor entrada de pasajeros de procedencia internacional. En 2000 dirigió nada más y nada menos que 50.000 pasajeros diarios de multitud de países extranjeros.

Aunque este aeropuerto es conocido por ser el que mayor número de vuelos internacionales dirige, también controla otros destinos nacionales, sobre todo viajes que se dirigen a la costa oeste.

Breve historia del aeropuerto JFK

Este aeropuerto, gestionado por la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey desde un acuerdo establecido en 1947, genera una actividad económica de aproximadamente unos 30.000 millones de dólares y más de 207.000 empleos en el área de Nueva York.

La construcción de este aeropuerto se comenzó en el año 1942  y vio su primer vuelo comercial en el año 1948, momento en el que fue denominado como “Aeropuerto Internacional de Nueva York”.

A medida que la aviación crecía, también lo hacía la importancia de este aeropuerto, que en sus inicios contaba con tan sólo 4 kilómetros, por lo que se le añadieron posteriormente 16 kilómetros cuadrados y 8 terminales.

En el año 1963, después del asesinato del Jhon F. Kenedy, el aeropuerto fue denominado, Aeropuerto Internacional Jhon F. Kenedy, hoy conocido como aeropuerto JFK.

Cómo llegar a Nueva York desde el aeropuerto JFK

El Air Train funciona en este aeropuerto, así como en el aeropuerto Newark y es una de las formas más escogidas para transportarse a Nueva York justamente por ser la opción más económica con un coste aproximado de 5$. Este servicio debe ser complementado con un servicio de metro (2.5$ aproximadamente) para llegar a donde queremos lo que en total suma un coste de unos 7,5 dólares.

Otra opción para trasladarnos desde el aeropuerto JFK hasta Nueva York es a través de un servicio específico de traslado en el que el chófer nos espera a la salida del aeropuerto con un cartel con nuestro nombre para llevarnos al hotel en el espacio de tiempo más breve posible. La pega es que este servicio tiene un coste de unos 90$.

El taxi es otra de las alternativas aunque también tiene un coste algo elevado: unos 52$ aproximadamente. Y para los que deseen invertir algo más de dinero, también está la opción de alquilar una limusina que tiene un coste de unos 300$. Aunque como dato curioso y a tener en cuenta, cuando se trata de grupos grandes, esta opción puede ser incluso más barata que tomar un taxi. Los servicios de transfer y los minibuses son el sistema de transporte con un coste más intermedio: unos 15 o 20$ por persona.

 

 

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votos)
Publicado por Última actualización Lun, 03/02/2015 - 14:23
Añadir nuevo comentario