Nueva York en dos días

Estatua de la Libertad

Si deseas conocer Nueva York en dos días, has de saber en primera medida que tendrás que elegir qué sitios visitar. Porque para recorrerla por completo necesitamos mucho más tiempo. Igualmente, es posible armar un itinerario de 48 horas en una de las ciudades más importantes y visitadas del mundo.

Nueva York en dos días: Día 1

Empezaremos nuestro día con un buen desayuno (necesitarás mucha energía) compuesto por un café americano, un baquel con queso crema y mermelada y un zumo de naranja. Puedes recorrer primero que todo Manhattan, donde se encuentran muchos de los atractivos turísticos de Nueva York.

Entonces, por la mañana visitarás el Empire State, la Estatua de la Libertad (con el viaje en ferry incluido) o un museo (tienes a disposición varios, entre los que se recomiendan el MOMA, el Guggenheim, el MET o el Whitney). No te olvides de caminar por la gran manzana y sentirte parte de una película.

Para el almuerzo, puedes aprovechar los “food trucks”, camiones donde se vende comida. Lleva tu vianda hasta el hermoso Central Park y aprovecha para recorrerlo un poco y hacer la digestión. Tienes tiempo de hacer un breve descanso y luego dirigirte hacia el metro para llegar hasta ChinaTown, un barrio tranquilo con muchas tiendas. Puedes probar unos dumplings en un restaurante. Si lo deseas, sigue caminando un poco hasta Little Italy (al Norte) o hasta Wall Street (Al sur). No te alejes mucho de los alrededores de City Hall Park, porque desde allí es por donde se cruza el famoso Puente de Brooklyn.

Una vez del otro lado, dirígete a Down Under the Manhattan Overpass (DUMBO), la zona industrial que ahora es galería de arte con lofts vanguardistas y obras de diseñadores por todos lados. Puedes ir al Brooklyn Bridge Park y esperar a ver el anochecer en este hermoso lugar.

Toma el metro (funciona las 24 horas) hasta Williamsburg, el barrio para disfrutar de noche, sobre todo la Avenida Bedford, donde abundan los bares y discotecas.

Nueva York en dos días: Día 2

Si te has acostado temprano (algo que se recomienda teniendo únicamente 48 horas para conocer Nueva York), pon el reloj despertador y dirígete hasta Staten Island. ¿Cómo? En ferry. Este barrio no es tan conocido o popular pero es realmente bonito. Tendrás vistas hermosas de Manhattan y de la Estatua de la Libertad. Los miradores de los muelles son imperdibles.

De nuevo en Manhattan, toma el metro y conecta con la línea 7 hasta Flushing (irás conociendo en el trayecto al distrito de Queens porque en una parte viaja por vías elevadas). En Long Island visita el Socrates Sculpture Park. Para almorzar, vuelve en metro hasta Jackson Heights, en la Roosevelt Avenue hay muchos restaurantes de todas partes del mundo.

Nos queda el Bronx, en la parte norte de New York. El Estadio de los Yankees, sobre todo, y los diferentes boroughs (barrios), son sitios a no perderse en este distrito. Para finalizar tu estancia, nada mejor que ir al Times Square de noche para que te encandilen las luces de neón y los carteles.

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votes)
Publicado por

Añadir nuevo comentario