Nueva York con niños

Ir a Nueva York con niños es sin dudas una experiencia maravillosa. Muchos consideran que no se trata de una ciudad apta para menores pero esto no es verdad. Toda la familia tiene cientos de actividades para hacer.

Nueva York con niños: eventos para no aburrirse

Una de las actividades que se pueden hacer en Nueva York con niños es ir a los parques, sobre todo el famoso Central Park. También existen otras alternativas tales como el Prospect Park en el distrito de Brooklyn, The High Line (ex riel de trenes) y el pequeño Bryant Park. En temporada alta se llevan a cabo una gran cantidad de shows y espectáculos al aire libre, muy divertidos.

En segundo lugar, podemos llevar a nuestros hijos a los museos de Nueva York. Sin dudas el más importante es el de Historia Natural, que a los pequeños les encantará. También pueden recorrer el Children's Museum of Manhattan y el Brooklyn Children's Museum o el Children's Museum of Arts. Algunos de ellos tienen ingreso gratis.

En los meses de verano es probable disfrutar de espectáculos callejeros en pleno centro neoyorquino, como por ejemplo bailarines, músicos, actores, gimnastas, magos. Están en inglés pero no se basan únicamente en el idioma, sino que utilizan mucho el lenguaje corporal.

Los autobuses turísticos también pueden ser un buen plan para disfrutar de Nueva York con niños. El servicio Hop On Hop Off te permite por ejemplo bajar en las atracciones que te gustan y subir al siguiente bus o bien cumplir todo el recorrido sin bajarte. Evitarás así las molestias cuando los peques no quieren caminar.

En Nueva York pueden a su vez hacer un tour gastronómico, con comidas de todos los países y culturas. Desde platillos cubanos a tailandeses, pasando por árabes, peruanos o alemanes, todo es posible en sus decenas de restaurantes. O si tus hijos no son muy de las comidas “raras” siempre podrán pedir unos macarrones con queso o un pollo con patatas fritas. Y hablando de comidas, no se pueden ir de la ciudad sin probar una pizza o desayunar un bagle.

Ver New York desde una perspectiva diferente es un buen plan cuando estamos con los niños. Subir al Empire State o al Top of The Rock te ofrecerá las mejores panorámicas de esta ciudad que parece nunca descansar.

Si viajan en temporada baja (invierno), igualmente pueden hacer muchas actividades con los niños. Una de ellas por ejemplo es patinar sobre hielo. La pista más conocida es la que se ubica a los pies del Edificio Rockefeller Center. Otras opciones son el Central Park y el Bryant Park.

Si les gustan los paseos en barco, en Nueva York pueden navegar por el Río Hudson y tener una óptica diferente de los atractivos, como por ejemplo el Puente de Brooklyn, Las compañías ofrecen diversos circuitos y si quieres disfrutar sin pagar, opten por el Staten Island Ferry, que te lleva a conocer la Isla de la Estatua de la Libertad.  

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votes)
Publicado por

Añadir nuevo comentario